¿COMO SUPERAR LA INCERTIDUMBRE?
Dr. Renny Yagosesky

Los seres humanos somos criaturas dominantes, ávidas de predecir y controlar los eventos. Sin embargo, nos ha tocado vivir en un mundo plagado de situaciones inesperadas e indeseadas, que nos generan incertidumbre.

La incertidumbre suele verse como un estado mental de duda e inseguridad, que asociamos con cambio y escaso control. Sin embargo otros ven la incertidumbre como un espacio de “múltiples posibilidades” (Chopra) o un camino hacia la evolución (Kornflield).

Para estos y otros autores, los momentos críticos en los que no sabemos qué hacer o hacia dónde movernos, solo son puertas estadios evolutivos superiores. Un divorcio, la pérdida del empleo, un accidente o una enfermedad, pueden socavar nuestra confianza y colocarnos en un limbo mental que genera desajustes. Eso, sin embargo, puede configurar escenarios de los que surgen poderes creativos y fortalezas que ni siquiera sabíamos que teníamos.

Por su parte, la psicología ha demostrado que frente a la incertidumbre  (no saber qué hacer o qué esperar) la mayoría de las personas experimentan estrés, inseguridad, ansiedad e impotencia. Nos cuesta lidiar con lo nuevo, y es típico aunque no necesariamente positivo que nos resistamos a lo que no conocemos.

Por fortuna, podemos reducir y en muchas ocasiones superar estos episodios de malestar que vienen con la incertidumbre, si logramos comprender los ciclos, vivir en el presente, aceptar las cosas como son y tomar precauciones.

Comprender los ciclos significa entender que todo cambia, y que esos cambios suelen ser cíclicos. Hay ciclos lunares, ciclos del agua, ciclos estacionales, ciclos menstruales, etc. Casi todo va y viene, y en ocasiones solo se requiere darse cuenta y tener paciencia.

Vivir en el presente significa vencer la tendencia a fijar la atención en el futuro y a fijarla de modo pesimista. Podemos desear e imaginar, sin olvidar que la vida fluye “ahora” y no mañana.

Aceptar las cosas como son, significa dejar de resistirnos a lo que es, superar el “debería” y el “yo hubiera querido”. Hay que aprender a tomar lo que hay y a seguir adelante.

Tomar precauciones es un modo de evitar lo incierto. Si algo puede salir mal, conviene prevenir y reducir la ansiedad. Si tiene usted un caucho de repuesto, no se preocupará si su vehículo sufre un “pinchazo”.

Ya que la vida es un continuo de cambios, resulta pertinente confiar en nuestras capacidades y tomar medidas que nos calman y nos permiten crear en la vorágine un mejor modo de vivir. Gracias por leerme.

About Author

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.