EL LIDER EDUCADOR

Dr. Renny Yagosesky

Cuando leemos los libros de historia o vemos en los noticiarios las referencias que se hacen acerca de los lideres, puede notarse una cierta inclinación por destacar de manera preferencial dos tipos de líderes: los carismáticos y los autoritarios.

Se celebrar a viva voz el carisma de algunos hombre o mujeres, que poseen ese “algo” que los hace ganar atención, seguidores y batallas. Los carismáticos son amados por la historia y en la política, la religión y la empresa gozan de gran popularidad.

Eso también ocurre con los líderes autoritarios, que muchos ven como salvadores que deben emplear la agresividad para ganarse un lugar u generar cambios, como males necesarios para cambiar el estado de las cosas.

Sin embargo, debe señalarse que muchos de los más oscuros lideres d de la historia fueron carismáticos.

Creo que debemos comenzar a valorar y a conceder mayor espacio a los líderes educadores, que se dan a conocer no por el ruido hueco de sus discursos inflamados, sino por sus valores y su gran compromiso en la construcción de sociedades más inteligentes, cultas y eficaces.

Estos líderes son verdaderos conductores de gente, formadores de equipos que mejoran la sociedad. No se babean por el reconocimiento sino por la siembra de una buena obra.

El liderazgo carismático y el liderazgo autoritario, se enfocan más en brillar y en mandar. Adoran la sumisión y la adulancia. Los lideres educadores buscan resultados aunque cuidan los métodos, porque saben que no basta con tener buena intención, y que la manera de llegar a la meta también cuenta.

Es cierto que los lideres deben tener “don de mando”, pero también ética y sentido común, amor por la gente y humildad de aprendiz. Es así como logran inspirar y como logran que las personas los acompañen voluntariamente.

Guiar personas significa tener un norte para mostrar, un camino para recorrer y un destino para arribar. El mundo se ha hecho con líderes que han dibujado paisajes con mejores colores para millones de personas. Por eso debemos saber a quien seguir y qué tipo de liderazgos se deben ejercer.

Dejemos de aplaudir a los patanes y a los carismáticos que operan como simpáticos populares. Exaltemos A los líderes que muestren claridad, sinceridad, coraje y una mente abierta para comprender las necesidades de las personas. Ser líder es servirse de la gente para trabajar para la gente. @DoctorRenny

About Author

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.